Si quieres pasarte por mi antiguo blog... En él relato la experiencia de mi embarazo y de los primeros días siendo mamá...




jueves, 31 de enero de 2013

La Casa Azul

Hace mucho que no aparezco por aquí.... Y es que las costumbres nocturas de Carlota han cambiado, pero eso da para otro post...

Tengo temas pendientes sobre los que quiero escribir.

Nacho (mi marido) y yo somosel día y la noche. Él es sofisticado y yo soy más sencilla... Él es friki y yo no.
A él le gustan las películas de ciencia ficción y a mi las comedias o el cine español...

A él le gusta la música electrónica y a mi los cantautores...

A mi me encanta leer y yo no recuerdo haberle visto nunca con un libro...

A Nacho le encanta el deporte y yo soy una vaga redomada...

Nacho se muere por ir de rebajas y a mi me agobia...

Tenemos gustos super diferentes, pero hay algo que nos encanta a los dos, la música de La Casa Azul... los conocí por él...

En diciembre vinieron a nuestra ciudad y allá que nos fuimos al concierto... Aunque escriba sobre esto mes y medio después, no quería dejar de plasmar lo bien que lo pasamos esa noche. Hacía mucho que no disfrutaba tanto....

La cita con Guille Milkiway era a las 21.30 de la noche. Un horario un poco raro en el que es demasiado pronto para cenar, pero que sabes que se te hará tarde seguro. Y tan tarde! como que el concierto duró 3 horas largas!

Fuimos Nacho, un amigo suyo y yo, los tres... manos a manos...a ver a La casa azul.
Sus canciones me transmiten tan tan buen rollo que estaba feliz de la vida. Bailando como una loca y bebiendo tubos de cerveza. Yo,  que desde que tuve a Carlota apenas bebo nada, y con el estómago vacío... pues eso, que pillé un puntito gracioso y divertido...

No paramos de bailar, de cantar y de hacernos fotos, para muestra un botón....



Las gafapasta suyas eran propias, las mías prestadas por un asistente al concierto...


1 comentario:

  1. Hay que pasarlo bien de vez en cuando. Y permitírselo a una misma. Felicidades.

    ResponderEliminar