Si quieres pasarte por mi antiguo blog... En él relato la experiencia de mi embarazo y de los primeros días siendo mamá...




domingo, 24 de junio de 2012

Un libro es un tesoro...

Pues parece que le he cogido gustito a esto del libro electrónico. He recuperado mi costumbre lectora que tan buenos momentos me ha traído... Historias que me atrapan y que no puedo dejar... En el WC, en la salita de espera del dentista.... cualquier momento es bueno para leer unas líneas.

Estas dos últimas semanas me he leído:


Nunca fuimos a Katmandú

Es esta una historia de mujeres, que se centra en cuatro amigas: Laura, Elena, Gloria y Ruth; aunque también hay otras mujeres importantes en la historia, como Teresa y Beatriz. Los personajes masculinos aparecen en segundo plano, aunque el papel de alguno de ellos es determinante en la historia: Óscar, Ernesto, Sergio... Pero es evidente que todo sucede por voluntad de las protagonistas, que tienen ansias de vivir, y viven hasta sus últimas consecuencias, asumiendo lo que hacen y las consecuencias de sus actos.

Nunca fuimos a Katmandú



La rebeldía del alma







Susan Mackenan vive un momento dulce de su vida, profesionalmente ha encontrado un lugar en la sociedad, y haciendo lo que más le gusta, en lo personal espera su primer hijo con su pareja Denisse. Pero esta felicidad se ve enturbiada por la postura de su familia que se niega a aceptar su lesbianismo y le hace mantener las distancias para evitar las continuas discusiones.


Harta de la situación y de no pegar ojo por las noches, una tarde sale de casa dispuesta a zanjar con su madre las diferencias que las mantiene alejadas, pero el destino, muy pícaro él, le tiene reservado otro final, y se convierte en testigo involuntario y molesto de un acto delictivo, por lo que termina con un disparo en el pecho.

Sobrevive a la agresión pero se mantiene en un estado de coma un tanto peculiar, ella esta consciente, metida dentro de un cuerpo que no responde a estímulos,  en el que solo trabaja su mente metida constantemente en un bucle en un intento por no volverse loca y dejarse ir. Tiene agudizados ciertos sentidos, pero el del tacto se le resiste. En estas circunstancias se convertirá en testigo mudo de las desavenencias de su familia, de las conversaciones de los médicos y enfermeras, y de la desesperación de su pareja.

A través de las enfermeras se enterará de que ha sido testigo de un asesinato y que tanto su pareja como ella están en peligro y por ese motivo se esforzará en salir de la situación en la que se encuentra.



Entra en mi vida

Un pasado desconocido

En los años ochenta, cuando Verónica tiene diez años, descubre en la vieja cartera de su padre la fotografía de una niña que jamás ha visto antes, una foto acerca de la cual su intuición le dice que mejor no preguntar. Tras ese episodio, ha vivido siempre con la percepción de que la tristeza, las discusiones y los silencios en casa escondían algo de lo que nadie quería hablar. Años después, la enfermedad de la madre enfrenta a una Verónica adolescente cara a cara con un pasado del que lo desconoce casi todo, un pasado robado que la acerca más y más a esa niña de la fotografía.Por su parte, Laura siempre ha sentido que algo no encajaba en su familia. Ha crecido insegura, bajo la sombra de una abuela absorbente y una madre que apenas le ha hecho caso. Un día, Verónica entra en la zapatería en la que trabaja Laura y, con una sola mirada de esa chica resolutiva y tenaz, Laura comprenderá que hay momentos decisivos que suponen un antes y un después en la propia vida, aunque a veces resulte difícil reconocerlos.Desentrañar la enrevesada madeja de mentiras y manipulaciones que ha conformado sus vidas les descubre que el precio de pelear por la verdad exige un amor sinfisuras y un coraje extraordinario, porque el camino es aventurado y de no retorno y, tras una espiral de emociones al límite, se acabará revelando también como muy peligroso.



La verdad es que los dos primeros los compré a modo de prueba en el Kindle porque cada uno costaba menos de un euro
Nunca fuimos a Katmandú me parece un libro algo flojo, creo que no logra crear una trama sólida, pero bueno, es entretenido.

La rebeldía del alma me atrajo mucho por su sinapsis, engancha bastante y hace sufrir.

Entra en mi vida me ha encantado, ya había leído un libro de esta autora: Lo que tu esconde tu nombre. Y también me gustó mucho. Este libro me ha atrapado desde el principio, no podía dejarlo, creo que lo he leído en tres días!


Ahora estoy buscando libros para leerme este verano, para eso me he metido en el blog de bicho raro, que es una lectora nata y realiza una reseña de cada libro que lee. Ya tengo un listado de 13 libros dispuestos a ser devorados...

1 comentario:

  1. Me apunto "La rebeldía del alma" y quizá también "Entra en mi vida" ;)

    ResponderEliminar